Noticias

Protocolo con los perfumes

Tu estela, en francés sillage: distancia a la que se puede oler un perfume. La nube que envuelve a una persona y que arrastra al moverse. Aplica el perfume con moderación para que no sea invasivo. La invitación a acercarse para descubrirlo en plenitud es estimulante.

La comunicación: Tu perfume tiene que entenderse si estás cerca y recomienda usarlo según la actividad: Si vas a una cena, unas gotas en las muñecas; a dar una vuelta, pulveriza una nube y entra en ella; a hacer ejercicio, sólo body lotion, la piel caliente potencia mucho el aroma

Educación: ¿Hay aromas muy invasivos o personas que no usan las fragancias con educación? Tu fragancia dice mucho de tí, porque va por delante, y la forma de usarla tiene que ser educada.

¿Mi aroma es invasivo?

¿Cómo disfruto de mi fragancia favorita teniendo en cuenta que los que me rodean pueden no compartir mis gustos?. Hay un protocolo no escrito de los perfumes, cuya primera regla es que mi aroma es mío y no tengo por qué imponerlo a los demás.

Esto tiene mucho que ver con la cantidad de perfume que utilizas, pues hay personas que se pasan, pulverizando demasiado generosamente; pero también con el tipo de aroma, pues no es lo mismo utilizar una fragancia fresca, que un perfume de notas intensas y pesadas.

El sentido común aconseja reservar estas últimas para la noche o momentos especiales. Es decir, cantidad, tipo de perfume y pensar en los demás.

Lo mejor es que éstos noten tu fragancia si se acercan mucho, por ejemplo, para darte un beso. Que el perfume.

Pero hay personas que dejan una estela allá por donde pasan, y sabes que han estado en un lugar por el rastro que dejan.

Sólido, líquido y gaseoso

¿Tu hija sólo se perfuma el pelo y no detrás de las orejas como hacías tú? A nuevos tiempos, nuevos aromas y formas de uso. ¿Está cambiando la forma en que usamos los perfumes? A las nuevas generaciones les gusta perfumarse de otras formas. Con aceites, cremas corporales, brumas… de una forma más íntima y sutil. Recogiendo esta tendencia, en la última temporada se han lanzado muchos perfumes con diferentes formatos y texturas: en roll on, fragancias sólidas, aceites para el pelo…. Un gesto de moda que reivindica el que las mujeres realizaban ya en el s.XVIII, muy sensual, con esencias y polvos, y que rescatamos. En los hair perfumes, las fragancias se agarran a las fibras del pelo, así que mejor utilizar siempre de este tipo, pues el perfume tradicional contiene cierta dosis de alcohol que puede perjudicar el cabello.

Perfumes para el pelo: ¿es bueno aplicar una fragancia para tu melena y tu cuero cabelludo?

Los perfumes para el pelo no tienen por qué ser malos para tu melena siempre que tomemos algunas precauciones. Porque algunas colonias con alto contenido en alcohol pueden debilitar la cutícula y hacer el pelo más sensible a las agresiones externas como el sol, el calor, la humedad, la sal.

Se tiene que tener más cuidado al usarlos sobre todo antes de exponernos al sol, aunque el efecto negativo que pueden tener sobre el pelo y el cuero cabelludo es mínimo comparado por ejemplo con tomar el sol con el pelo húmedo recién salidos del mar (situación en la que la cutícula está mucho más debilitada).

El alcohol sobre el cabello en cualquiera de sus formas, produce una deshidratación y sequedad del pelo y por ello una peor vistosidad del mismo. La única posible excepción podrían ser cabellos muy grasos, pero para ello hay tratamientos más efectivos y sin efectos adversos como una posible irritación del cuero cabelludo o incluso una pérdida de calidad del cabello.

Algunos perfumes como los de algunas colonias como los que se usan para dar un olor agradable a un champú o un acondicionador pueden producir dermatitis en el cuero cabelludo y hay que tener precaución con ellos porque pueden producir caída reactiva del cabello al dañar el cuero cabelludo, similar a la caída estacional y que por lo general, se recupera bien así que el perfume en general no puede producir un daño directo sobre el cabello.

La mayoría de las veces la dermatitis de las fragancias es irritativa (irritan la piel por el propio alcohol del producto) y otras veces puede ser alérgica, y depende más de cada persona que del propio cosmético o perfume. Eso sí, si es algo repetido, sí merece la pena hacer pruebas de alergia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *